"No hay música sin técnica, lo que no quiere decir que, necesariamente haya música, teniendo la técnica”

Javier Alfonso


651 573 626



Reeducación funcional

 

Concepto general

 

¿Es suficiente nuestra sensibilidad musical para desarrollarnos como pianistas?

 

Ciertamente, la música que interpretamos se canaliza a través de nuestras articulaciones, tendones, ligamentos, músculos, etc. Desde la falta de recursos técnicos hasta la acción de movimientos repetitivos o una simple mala postura al piano, nos puede provocar sobrecargas musculares, bloqueos, rigidez en las muñecas y antebrazos o diversas patologías que requieren terapias de rehabilitación.

 

Cuando la causa del problema se debe a una falta de preparación técnica, a una formación precaria, insuficiente o desacertada en este campo, cualquier solución tendrá un efecto a corto plazo, ya que el alumno de piano reincidirá en las causas que han provocado sus limitaciones.

 

En estos casos hemos observado que, tanto el aprendizaje de una sólida base técnica como la reeducación funcional han sido eficaces en la prevención de estas alteraciones.

 

Alteraciones más frecuentes

 

 

  • Dolor en muñecas y antebrazo
  • Dolor de espalda por postura incorrecta
  • Sobrecargas musculares
  • Limitación de movilidad o velocidad
  • Rigidez en codos y antebrazos
  • Variación de la postura natural de la mano
  • Dolor en músculo del pulgar; dedos 2º y 5º
  • Movimientos involuntarios de dedos al pulsar con otros de forma voluntaria.
  • Falta de sostén en las falangetas 
  • Pérdida de agilidad en los dedos por presión en la articulación metacarpo-falángica

 

 

Información